lunes, 1 de junio de 2009

El baile de los cisnes


Dejando ver dos figuras enhiestas,
desnudas,
a simple vista,
acariciandose,
como si de cisnes se trataran.

Sus frágiles cuerpos tiemblan
con la simple idea
de conocer el otro,
sus manos,
son un manojo de nervios,
todo esto adornado con simples
besos.

Las caricias,
son meras excusas para mantener
la mente ocupada
en otra cosa,
las manos,
en según que tramos,
se entrecruzan dando
cobijo al miedo,
al pudor,
vergüenza o
más bien simple tabú.

Son dos ninfas de temprana edad,
su piel,
aunque tersa
ahora está temblando
por los nervios,
se miran,
pero no se mueven,
se preguntan ¿qué hacer?,
¿que decir?

Al final tan solo queda un
simple baile,
sensual que a muchos
escandaliza,
y a otros,
recuerda el simple baile
de torpes cisnes
sin saber que hacer,
al dar sus primeros pasos,
aves inseguras y bellas
rozandose entre sí.
By Lan

1 comentario:

Neogeminis dijo...

Has retratado el poco elegante debut de tantos que nos hemos lanzado crudamente, alguna primera vez al ruedo del erotismo, jejee

saludos!