viernes, 10 de abril de 2009

Consumiendo


En la vida,
como en la realidad
nos gastamos
unos a otros,
consumiéndonos nosotros mismos
en una sociedad llena de hipocresia moral,
llena de pequeños resquicios
por el cual escapar,
encontrar una simple oportunidad.

En la ficción,
como en la fantasía
vamos haciéndonos grandes,
agigantando cada paso
por avanzar en cualquier aspecto
y haciendo ciegos esos momentos
que no nos gustan
redescubriendo así un mundo nuevo,
por el cual habitar,
una utopia por la cual luchar.

La inocencia,
como la ignorancia
nos tapa tabus que la vida deja,
dejandonos ver asi,
en nuestras narices todo aquello
que nosotros creemos ver,
a lo que nos pertenece,
la felicidad.

Las guerras,
como la violencia
nos aturde los sentidos
dejandonos ver un paisaje
desértico, como si estuvieramos
dentro de un reloj de arena,
sin que haya ningun lado bueno,
en el que no hay fronteras,
si no intermedios,
dejando que la gente viva
consumiendose,
esperando a que
la esperanza florezca
entre arenas y humos
que las luchas dejan a su paso.
By Lan

3 comentarios:

HUMO dijo...

No podemos ser felices entre infelices, y las guerras traen infelicidad, la ceguera es sinónimo de ignorancia y la ignorancia es signo de estupidez!!!

Preciosa poesía!

=) HUMO

Silvia Beatriz dijo...

Lan, has escrito mucho más que una poesía, es un reclamo al hombre para que deje de cerrar sus sentidos a la triste realidad de su autodestrucción.
Hermosa poesía.
Saludos

Leni dijo...

Que verdad Lan¡
No saber consumir ,pero si consumirnos en vaguedades y simplezas...
Cuando el mundo se aniquila.
Poema para reflexionar en que somos..

Un beso