martes, 10 de marzo de 2009

Siluetas


Extiende la mano,
cierra los ojos,
acercate,
juguemos a los juegos prohibidos,
donde tú tan solo dejas correr
mi lengua por tu cuerpo,
donde tan solo estamos tú y yo.

Ahora apagaré la luz y quedaremos
como pequeñas siluetas plasmadas
en esta, nuestra pared blanca,
para que quedemos eternamente
como en un lienzo.

Fotografiaremos, congelaremos,
seremos los progtagonistas de nuestras vidas
juguemos pues,
como aquellos torpes primerizos que tropiezan
con las esposas de tu sujetador,
que tropiezan con las lenguas ardientes.

Ahora alcemos este telón,
que nos desnude el alma y
asi poder conocernos,
simplemente quiero ver la fuerza de tu cuerpo,
pequeñas gotas de sudor que perlen
tus senos,
que me rodeen esos brazos enhiestos y largos
para perderme entre ellos mientras nos amemos.
Deja verme esos ojos sensuales e
hipnóticos, para perderme entre ellos.
Fundámonos en negro para ser una silueta,
tan solo una.
Pasando a la historia como las siluetas inmoviles,
como los eternos amantes que un día se quisieron.
By Lan

1 comentario:

Silvia Beatriz dijo...

Precioso poema de AMOR. preciosa manera de buscar la eternidad de la pasión.
Felicitaciones!