viernes, 6 de marzo de 2009

Tan solo un ápice de mi latir


Nuestro amor no fue igual,
nuestro sentimiento fue eterno,
echo de menos, tan solo el tenerte cerca
y bajo esta tenue oscuridad,
cerca del banco donde nos vimos por primera vez,
ese es, mi vida,
el banco al que estoy llorando
y al que me acompañan pequeños cuervos con sed de sangre,
y la mi vida entera.

Bajo sus alas descansaré
y estaré satisfecha
mientras cualquier criatura
te haga llegar
tan solo un ápice de mi latir
mas profundo.

3 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Bajo sus alas descansaré
y estaré satisfecha
mientras cualquier criatura
te haga llegar"

Realmente precioso.
Saludos

Belis dijo...

un ápice de amor eterno :) qué bonito!!
La fragancia del amor se deleita tiernamente en tu blog *,*

Besitos ^^

Lan Sebastian Garcia Coll dijo...

Gracias Hisperion, Gracias Belis, vuestro comentario me ayuda a seguir, con este mi trabajo